918 053 892

Blog

Cómo hacer una limpieza de armario

Cómo hacer una limpieza de armario

¡Hola a todos y todas! Hoy os traigo una entrada en el blog para que aprovechéis durante el confinamiento a hacer vuestra propia limpieza de armario.

Antes que nada cuando hacemos una limpieza de armario hay que ser HONESTO con nosotros mismos, y ser consciente de la regla de oro: si en más de un año no me he puesto esta prenda o accesorio, no me lo voy a volver a volver a poner más probablemente.

Reconozco que cuando he hecho limpiezas de armario a mis clientes SIEMPRE hay una prenda o accesorio que se queda aunque no se use por temas sentimentales, y claro, contra eso no podemos hacer nada. Se queda.


Cuando abrimos nuestro armario debe haber una armonía y un orden lógico. Muchas veces me he encontrado con verdaderos caos y en otros casos muchísimo orden, lo cual esto depende del tipo de persona que seas, pero sea cual sea tu carácter tu armario tiene que estar ordenado y guardado con cabeza.

Con estar “ordenado” quiero decir por gama cromática y por tipo de prenda. Un armario jamás puede estar mezclando los pantalones con camisas, etc. Así como colores mezclado, blanco, negro, rojo otra vez blanco, etc.

Pasos para hacer limpieza de armario

Así que aquí te muestro los pasos a seguir para hacer tu limpieza de armario lo más eficiente posible:

1- Ordenar por tipo de prenda o categoría:

En el caso de las mujeres: jeans, pantalones, vestidos, faldas, vestidos, camisas, blusas, camisetas, jerseys, sueters, chaquetas, blazers y abrigos.

En el caso de los hombres: camisas, camisetas, polos, jerseys, sueteres, americanas, cazadoras, chaquetas, chalecos, pantalones de vestir, jeans, chinos y bermudas.

Los abrigos generalmente se guardan en otro armario porque ocupan mucho espacio. Y la ropa interior, los calcetines, la ropa de deporte, suelen estar separados del resto. Así como los accesorios.

2- Ordenar por color o gama cromáticas: de claros a oscuros si tu armario se compone la mayoría en tonos neutros. O si es colorido por tonalidades.

3- Colocación: según tu armario y cómo sea éste tienes que pensar cómo guardarlo todo de manera EFICIENTE. Observar que cantidad tienes de jerseys, de abrigos, de camisetas o de blusas.

Por ejemplo, las blusas o las camisas siempre deben ir colgadas porque se trata de un tejido rugoso que estando doblado no tiene sentido que estén dentro de un cajón. Las camisetas siempre tienen que ir en los cajones a excepción de las que son de viscosa o lino ya que dobladas se arrugan, así como jerseys y sueteres que deben ir en cajones o estantes.

camisetas
jerseys y sueteres

Si en tu armario no hay suficiente espacio para colgar, podemos coger los jeans, doblarlos y guardarlos en el cajón, así como las cazadoras vaqueras y tejidos de algodón grueso, como una cazadora de entretiempo.

limpieza de armario
limpieza de armario

En este punto es importante tener en cuenta que el TAMAÑO de nuestro armario nos marcará el orden de cómo guardar nuestra ropa. No todo el mundo tiene la misma cantidad de tipos de prendas, hay personas que tienen 20 jerseys, otras que no tienen apenas éstos pero sí 20 blusas, todo esto lo marca el tamaño de tu armario y el tipo de ropa; y partiendo de ahí buscaremos la armonía y la eficiencia.

4- La limpieza de armario: una vez tengamos todo colocado y ordenado, comenzaremos a coger prenda por prenda, literalmente. No te preocupes porque es una inversión de tiempo, créeme que me dedico a esto.

Cada vez que cojamos una prenda y ésta no nos la pongamos desde hace años, o bien, nos haga un aspecto horrible frente al espejo, o bien la prenda esté “destrozada” la pasaremos a otro lugar donde almacenaremos las prendas que no queramos. Este punto es clave en nuestra limpieza ya que tendremos que ser honestos y dejar la pena de lado. La ropa es ropa, se puede renovar, no podemos aferrarnos a ella. Y renovarse es una de las mejores sensaciones que hay.

Hay casos donde mis clientes me dicen: no puedo tirarlo hasta que me compre otro igual, si no, ¿qué voy a ponerme mañana? vale, en este caso sí puedes guardarlo, pero no lo dejes pasar mucho tiempo porque se te olvidará que tienes que tirarlo y reemplazarlo.

Los accesorios también hay que revisarlos, de hecho se tira mucho zapato y bota desgastada, a lo largo de mi carrera he visto infinidad de tacones rotos, puntas de zapatos destrozadas que esperan mi llegada para ser retirados de los armarios de mis clientes. Igual ocurre con las deportivas, las que son de ante se estropean mucho y duran menos tiempo relucientes.

Los bolsos, otra tarea “fácil”, ¿cuantos plásticos se almacenan en nuestro armario? no necesitamos más que tres bolsos buenos y bonitos. Por supuesto que hay que guardar aquellos para bodas y eventos pero no hace falta tener 30 bolsos de plástico!

El tema de fulares y bisutería también hay que revisarlo, ya que la mayoría no aguanta bien el paso del tiempo. Ya sea en términos de desgaste que de tendencias, muchos pasan de moda y no hay quien se lo ponga.

Recordemos que los accesorios son la joya de la corona en nuestros outfits, un roto, un desgaste y echará por tierra nuestro outfit por muy elaborado o nuevo que esté el resto.

La imagen de uno mismo es muy importante, refleja nuestra personalidad, nuestro estado de ánimo, ¡nuestro ser!

No es lo mismo llevar siempre ropa vieja y oscura que ropa nueva o de calidad y que nos favorezca. Esto es algo que no podemos dejar pasar. Esto es difícil de captar sin tener delante a un profesional ya que si esto te lo dice alguien de tu entorno cercano es muy posible que no lo tengas en cuenta por la confianza que hay. Puedes guiarte por los comentarios positivos de tus compañeros de trabajo, amigos o tus hijos, esto ayuda mucho.

Una vez tengamos toda la ropa amontonada en un lugar cercano a tu armario, por ejemplo la cama, la almacenaremos en bolsas resistentes y las donaremos, reciclaremos o regalaremos. Pero jamás la tiraremos a la basura ya que mucha gente puede necesitarla.

Además podemos aprovechar con el tejido de algodón que ya no vayamos a utilizar para hacernos mascarillas caseras y evitar el contagio del Covid-19.

5- La lista de la compra: este punto es clave, pero no es fácil. Hay que tener muy claro qué nos hace falta después de hacer la limpieza, cuáles son nuestras necesidades, si una renovación integral, leve o simplemente un lavado de cara, reemplazando aquello que hemos tirado y comprarlo igual en nuevo o directamente un cambio de estilo ayudándonos de plataformas que ofrezan muchos outfit como Pinterest o Instagram.

Haremos una lista para que cuando vayamos a la tienda online o física no nos vayamos por otros lares y compremos bien y con cabeza. Yo siempre me implico con el consumo responsable e intento aplicarlo a mis clientes cuando voy de compras con ellos. No necesitamos tanto sino comprar bien para que la sesión de compras sea duradera y a largo plazo hasta la próxima vez que vuelvas a comprar.

Otra opción es abrirte una cuenta en Wallapop: este momento es idóneo para darte de alta en esta app. Y si ya eres usuario sube a la app todo aquello que has desechado tras la limpieza de armario. Yo he vendido muchísimo en Wallapop y lo recomiendo siempre que hago una limpieza de armario a mis clientes.

En EDH Personal Shopper ofrecemos este servicio fondo de Armario ya que muchos de mis clientes necesitan ordenar, limpiar y conseguir un armario con el que se puedan hacer muchos conjuntos. Debido a las circunstancias actuales de Covid-19 puedes contratar este servicio a través de videollamada.

Más adelante subiré una entrada en el blog sobre cómo hacer conjuntos para el día a día con la ayuda de nuestro móvil y aprovechar el máximo nuestra ropa.

Espero que os haya ayudado hacer vuestra limpieza de armario, podéis dejarme en los comentarios vuestras dudas.

¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *